ABOUT ME

PHOTOGRAPHER IN MALAGA

My name is Nicola Capilli and I am a photographer in Malaga, where I have my family and friends.
A day as important as the day of your wedding, is a day to live once and remember it a thousand times; a day to relive it, to go through the little stories that moved around yours.
Whether you’re married in Malaga or in another city or country, it will be a pleasure to tell your story.
I hope you enjoy watching the instants in my galleries.

THEY SAY ABOUT ME

Conchi & David | Hacienda las Fuentes Mijas

Nos enamoró su trabajo y por eso lo queríamos en nuestra boda. Nos encantó su perspectiva moderna, natural y com mucha personalidad, pero al conocerlo nos sorprendió mucho más, no solo es un gran profesional sino que arriesga, es creativo y capta cada instante sin artificios. Lloramos el día de nuestra boda y Nico consigue que nos sigamos emocionando cada vez que vemos nuestras fotos. Gracias, eres un gran fotógrafo y una gran persona divertida y profesional como cada una de tus imágenes.

Boda en Hacienda el Alamo - Málaga | Fátima y Pablo

Tengo que reconocer que desde mucho antes de saber que me iba a casar ya tenía fichado a Nicola. Sus fotos, su estilo, su simpatía… le convierten en uno de los mejores fotógrafos de bodas de Málaga y probablemente de España. Desde luego, si buscas algo diferente, natural, divertido… Él es tu fotógrafo. Hay que decir que nos dio todas las facilidades, ya que nos casamos en Málaga pero vivimos en Madrid. Él siempre se adaptó a los días que podíamos quedar, incluso hicimos la sesión preboda en plena Semana Santa. Ya desde el principio tuvimos una complicidad muy buena con él, ya que te hace reír, es súper buena gente y al final consigue que estés relajado y disfrutes del momento (a todos nos pone un poco incómodos tener una cámara encima al principio). Tras varias horas, cuando terminó la preboda nosotros ya estábamos en nuestra salsa y no queríamos parar ¡Más fotos! Nos lo pasamos pipa. Y el día de la boda, qué decir… No podríamos haber elegido a nadie mejor. Estuvo en su papel, captando todos los momentos (increíble que siendo él solo pueda fotografiar tantísimas cosas tan bien sin perderse nada) y nos trató a todos con mucho cariño. Apenas dos semanas después del enlace ya teníamos todas las fotos, ni siquiera habíamos regresado de la luna de miel, ¡increíble! Y el resultado fue brutal, muy muy bonitas. Nico, te vamos a echar de menos, pero siempre podemos tomarnos unas cañas para recordar lo bien que lo pasamos contigo estos meses. Gracias por ser tan molón.